Tú 

Es una maravilla tener ojos,

para observar el espectáculo de tu cuerpo,

que se une por a tu rostro por el cuello;

del que me sé el sabor por los besos.

 

Y es que no hay nada más grande que tu risa.

Porque me hace subir al cielo con tu boca.

Se tuerce y se hace placer con tus orgasmos,

proclamandote Dios en la tierra; o ángel rendido

a la evidencia de lo sublime de nuestra existencia.

 

Te amo y no es te quiero;

aunque también te quiero pero además te amo.

Porque el querer se quiere muy pronto y se olvida,

y el amar persiste por encima de todo.

Y no es mentira.

Y que no me llamen exagerada.

Que si hay una razón por la que merezca la pena apostar,

es la tuya.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s