Efímero 

Sé que será efímero. Y de seguro, que será por mi culpa. 

No puede ser de otra manera, porque de serlo, no sería lo mismo.

Pero por una vez me da pena, solo por una vez, porque antes: siempre echaba de más; y ahora no me acostumbro a echar tanto de menos. 

Sé que será efímero y punto. Porque odio las distancias largas, y mi memoria es experta en jugarme malas pasadas y borrar del corazón lo que mi mente guarda con recelo. Recuerdos de otro tiempo que no hacen sino que rezar un carpe diem en el ahora olvidando el entonces.

Pero si, me da pena. Porque por una vez me lo tomaba en serio. Porque por una vez baje la cabeza y hice postrarse a mis pies a mi orgullo. Para ser yo misma. Para abrirme, para ser libre.

Para darle algo. Para ser un poco suya, aunque sin pertenecerle. Me rendí ante la evidencia de que estas cosas pasan. Como decía, él me hace ser aire, y no me aprisiona. Solo floto.

Y ahora, no puedo hacer otra cosa que rendirme de nuevo ante los hechos que se avecinan. Asumiendo que por una vez perdí la partida, y que aunque sea por mi culpa y mi poca paciencia, esto se diluirá con rapidez excesiva.

No sin antes confesarle mi más oscuro secreto. Yo creí que antes quería, pero quizás queriéndolo a él aprendí el concepto querer de nuevo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s